Noticias

27 agosto, 2019

El volante de mi coche vibra, ¿cuáles son las causas?

Es una pieza fundamental en la conducción de un vehículo y, evidentemente, es que es el elemento con el que el conductor establece la dirección del coche. Pese a que no se le conceda la importancia que merece, puesto que no es una de las piezas que averíen con más frecuencia ni tampoco está entre las que se revisan con asiduidad, su buen estado y su uso correcto son fundamentales para garantizar la seguridad de los ocupantes del vehículo. De hecho, una manera incorrecta de coger el volante puede llegar a ser motivo de multa. 

Uno de los imprevistos que pueden presentar estos elementos y que, al igual que si se bloquea el volante, asusta a muchos conductores son las vibraciones que se producen en esta pieza. Se trata de un aviso que hay que saber interpretar, como ocurre con los rugidos del motor, puesto que podría suponer una avería mayor si no se detecta a tiempo.

¿Cuáles son las causas de la vibración en el volante?
  • Mal estado de los neumáticos. Circular con las ruedas en mal estado es, además de peligroso, dañino para el resto de elementos del coche. Si los neumáticos están desgastados, el volante podía sufrir una vibración rítmica que aumenta si se acelera el vehículo. También puede ser por desequilibrio en los neumáticos, cuyo síntoma es que la vibración solo se produce a una determinada velocidad.  
  • Discos de freno deformados. En este caso, además, la vibración ocurre al frenar el coche. Una de las causas de la deformidad en los frenos puede ser su uso con brusquedad, los cambios de temperatura o el desgaste.
  • Dirección y suspensión inadecuadas. Si la dirección esta desalineada o la suspensión es inadecuada pueden darse vibraciones en el volante, ya que ambos elementos están interconectados.
  • Desgaste en las piezas. Como ocurre con otros elementos como neumáticos o discos de freno, el desgaste de los tacos de goma que unen las piezas que evitan ruidos y vibraciones también se dañan con el paso del tiempo. Esto puede provocar vibraciones.
  • Amortiguadores viejos. Por el propio desgaste derivado del uso y del paso del tiempo, los amortiguadores también pueden causar vibraciones en el volante.
  • Rodamientos en mal estado. Es una de las causas de vibración más difícil de detectar, pero, en ocasiones, viene acompañada de un zumbido.

Recordamos que en caso de tener una avería mecánica, si tenemos una garantía con Europrotect deberemos declararla. El procedimiento siempre será el mismo:

  1. Buscar un taller de confianza.
  2. Enviar el presupuesto aproximado y la orden de reparación al e-mail: averias@europrotect-eu.com
  3. También existe la opción de rellenar el formulario de nuestra web con toda esta información, en:
    https://europrotect-eu.com/parte-de-averias/
  4. Esperar a que nuestro departamento se ponga en contacto para comunicar cómo proceder.

Además siempre se puede llamar a la oficina central para cualquier tipo de aclaración, al 934441577.

2019, Talleres , , ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *