Noticias

26 junio, 2019

Un vehículo eléctrico modular y autónomo, es lo último de Scania.

El nuevo proyecto de Scania es un vehículo eléctrico modular y autónomo que a ratos es autobús y a ratos camión. Scania es una de las marcas más vanguardistas en el sector del transporte por carretera.

Tanto sus camiones como sus autobuses se sitúan entre lo mejor de sus segmentos. Sin embargo lo que no habíamos visto nunca es la unión de ambos mundos en un mismo vehículo eléctrico.

Llevando el concepto de vehículo autónomo compartido un escalón por encima, Scania ha desarrollado una plataforma eléctrica modular única. Puede servir para realizar las labores de transporte de personas o de mercancías en función de la demanda de cada momento.

El vehículo eléctrico modular es el Scania NXT y es un prototipo totalmente flexible.

Autobús de pasajeros de día, camión de basura de noche.

Perteneciendo a un gigante como el Grupo Volkswagen, Scania puede permitirse jugar con la ingeniería del futuro aplicada al transporte urbano. En lugar de tener vehículos parados cuando no se necesitan sus funciones, la firma ha desarrollado un planteamiento que acoge sobre la misma base diferentes módulos.

Adaptándose a un futuro donde las ciudades reclaman cada vez menos vehículos en sus calles, el Scania NXT es multidisciplinar. Puede dedicarse a transportar personas durante las fases de alta demanda de desplazamientos (primera hora de la mañana y tarde), durante el resto de la jornada repartir mercancías y por la noche recoger la basura.

De momento la versión que se ha podido ver en el UITP Global Public Transport Summit celebrado en Estocolmo es el autobús de pasajeros. Hablamos de un módulo de 8 metros de largo que aloja las baterías de forma cilíndrica bajo el suelo y entre los ejes. Scania afirma que con un peso inferior a 8 toneladas y la tecnología actual, su autonomía podría ser de 245 kilómetros.

Para conseguir la modularidad y mantenerlo trabajando 24 horas al día sin quedarse sin baterías, el planteamiento de Scania es un tanto extremo. 

El vehículo eléctrico modular tendrá dos pequeños módulos en los extremos albergan los ejes, los motores y la dirección. Mientras el paquete principal de baterías se queda en el módulo.

De esta manera los cambios de función se realizarían de forma rápida, aunque supondría un nuevo reto: tendría que implantarse una infraestructura donde los módulos se almacenen y se recarguen en las fases de descanso. Estas instalaciones tendrían que estar próximas a los núcleos urbanos y, además, almacenar todos los módulos juntos independientemente de si transportan mercancías o personas.

«NXT es una visión del futuro del transporte en las ciudades», asegurando además que «es importante demostrar con un prototipo qué ideas queremos alcanzar». Según las propias palabras del mandamás, el NXT está diseñado para llegar en 2030 e incluirá capacidades vanguardistas, aunque no ha detallado cuáles.


Ha relatado Henrik Henriksson (CEO y presidente de Scania).
2019 , , ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *