Noticias

20 junio, 2019

La DGT y las ITV pretenden evitar los fraudes en el coche de segunda mano

Tanto la DGT como las ITV, están avanzando para evitar los fraudes en el coche de segunda mano. Si bien es cierto que las críticas siguen dirigiéndose hacia si estas medidas son suficientes.

Lo que espera cualquier comprador que acude al mercado de ocasión es contar con garantías. Es primordial que el comprador obtenga una percepción clara de su compra. Además de contar con instrumentos que faciliten comprobar el historial del coche que va a comprar y, de alguna forma, evitar los fraudes. Uno de los fraudes en el coche de segunda mano más comunes es el de esconder los kilómetros reales. Y eso es precisamente lo que buscarían las iniciativas que se están llevando a cabo desde la DGT y las ITV.

La DGT y el historial del Libro Taller

Por un lado, y a iniciativa de la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA), ha nacido el IBEX Libro Taller. El cual es un instrumento que en colaboración con la DGT pretende luchar contra el fraude y los talleres ilegales. El Libro Taller pretende ser un historial completo de las reparaciones que se han realizado sobre el coche. Ese historial, que incluye reparaciones, fecha, taller y kilometraje, puede ser consultado por aquellos que estén interesados, por ejemplo por aquel que quiere adquirir un coche de ocasión. Y es evidente que un historial así solo puede aportarnos tranquilidad, por conocer las reparaciones que se han efectuado, y evidenciar posibles manipulaciones en el kilometraje.

El único problema del Libro Taller, en estos momentos, es que su uso es voluntario.

El sistema del Libro Taller comenzaba en junio de 2018, con un proyecto piloto, y ha evolucionado para incorporarse a cada vez más talleres. De manera que en el futuro no se descarta que pueda convertirse en un sistema obligatorio.

El endurecimiento en las ITV

Las Inspecciones Técnicas de Vehículos suelen preocupar a los conductores. Bien sea por la posibilidad de fallar en las pruebas que hacen las ITV, o por el propio precio de las ITV, que ha de sufragar el propietario del coche. Pero las ITV son también un instrumento necesario, e imprescindible, que pretende garantizar que los coches que circulan por nuestras carreteras son seguros, y no contaminan más de lo que deberían. Pero las ITV también pueden contribuir a evitar los fraudes en el coche de segunda mano.

Los análisis de las centralitas han permitido un gran avance en los objetivos de las inspecciones.

La introducción de los análisis de centralita permite, por ejemplo, comprobar si los sistemas anticontaminación están funcionando correctamente. Además pronto comprobarán si hacen lo propio sistemas de seguridad tan importantes como los airbags, los pretensores, o el control de estabilidad. Estos análisis consiguen realizar un registro más preciso del kilometraje del automóvil, con lo cual, el comprador siempre tiene la opción de solicitar informes de las ITV. Lo cual es muy recomendable siempre que compremos un coche de ocasión. De esta manera se tendrá una garantía adicional de que no existen incoherencias en los kilometrajes y, por lo tanto, cualquier riesgo de fraude.

2019, Talleres , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *